jueves, 26 de diciembre de 2013

La sonda china envía su primera panorámica de la Luna

La sonda china envía su primera panorámica de la Luna
La sonda china Change'e-3 ha enviado su primera imagen panorámica desde la Luna. Se trata de una imagen tomada el pasado 15 de diciembre desde el lugar donde alunizó y en la que puede verse el rover 'Yutu', que viajaba en su interior, y que se encargará de inspeccionar la superficie del satélite en los próximos meses.

La Chang'e-3 ha realizado la fotografía con tres cámaras dispuestas alrededor del sistema de aterrizaje. En realidad se trata de un mosaico compuesto de 60 imágenes que han sido captadas en tres ángulos: vertical, 15 grados hacia abajo y 15 grados hacia arriba.

Según ha explicado el diseñador jefe de la misión, Liu Enhai, a la cadena nacional CCTV, la vista capta la zona conocida como Mare Imbrium, cerca de la Bahía Rainbows. En ella se puede ver un cráter de tamaño considerable, de varios metros de ancho, situado a sólo unos 10 metros del módulo de aterrizaje de la Chang'e-3. Además, hay varios cráteres más, visibles en la superficie del satélite marcada por la 'viruela'.

Ya son dos semanas las que lleva en la Luna la misión China. El objetivo del rover es llevar a cabo análisis científicos y enviar a la Tierra imágenes de la luna en tres dimensiones. A bordo del vehículo viajan cuatro amplificadores de radiofrecuencia (RF) diseñados y fabricados en Cantabria por la unidad de espacio de la empresa ERZIA, ubicada en Santander.

Chang'e-3 es sólo una de las fases de las que consta este programa espacial chino. La primera, que sigue en marcha, consta de un vuelo alrededor de la Luna, que están llevando a cabo Chang'e-1 (lanzada en 2007) y Change'e-2 (lanzada en 2010); la segunda, el alunizaje, corre a cargo de Change'e-3 y Change'e-4, que será lanzada en 2017. En cuanto a la tercera fase, la de regreso del satélite a la Tierra, correrá a cargo de otras dos sondas: Change'e-5 y 6.

Yutu, inactivo durante dos semanas

El primer robot de exploración chino en la Luna, Yutu ("Conejo de Jade") se apagó en las últimas horas y permanecerá inactivo durante dos semanas para no verse afectado por las bajas temperaturas de la noche lunar, informaron los científicos responsables del proyecto a través de la agencia oficial Xinhua.

Estaba previsto que el robot detuviera su actividad hacia las 17:00 GMT del miércoles, unas 20 horas después de que también se apagara la sonda lunar Chang'e-3, que transportó a Yutu hasta el satélite terrestre.

La noche lunar dura unas dos semanas y durante ella la superficie selenita puede alcanzar temperaturas de hasta 180 grados bajo cero, por lo que los expertos consideran que el robot explorador debe permanecer "dormido" ese tiempo hasta que las condiciones climáticas sean mejores.

sábado, 21 de diciembre de 2013

Cómo producir electricidad en la Luna de noche

Cómo producir electricidad en la Luna de noche
Científicos de la Universidad Politécnica de Cataluña y otros centros internacionales proponen un sistema de espejos, suelo lunar procesado y motor térmico para suministrar energía a vehículos y tripulaciones durante la noche lunar. De esta forma se evita el uso de baterías y fuentes nucleares como la que utiliza el rover chino que acaba de alunizar.

La noche en la Luna dura alrededor de 14 días, un periodo en el que se alcanzan temperaturas de hasta –150 ºC. Esto complica el funcionamiento de las naves en la superficie lunar y la solución pasa por llevar pesadas baterías desde la Tierra o usar energía nuclear, como lo hace el rover chino Yutu.

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Cataluña, junto otros colegas de EE UU, plantea dos propuestas para almacenar energía en la Luna durante el día y usarla por la noche. Los detalles se publican en la revista Acta Astronautica, en un artículo en el que participa el anterior administrador de la NASA, Michael Griffin.

“El primer sistema consiste en modificar un trozo de regolito o suelo marciano, incorporando elementos como el aluminio –por ejemplo–, de tal forma que se convierta en un masa térmica”, explica a SINC Ricard González Cinca, físico de la Universidad Politécnica de Cataluña y coautor del estudio.

“Cuando luce el Sol un sistema de espejos refleja sus rayos y calienta esta masa térmica, que luego –añade–, puede transmitir el calor durante la noche a los rovers u otros dispositivos situados encima, para que se puedan utilizar”.

El segundo sistema es parecido, pero incorpora un sistema de espejos más sofisticado y un motor térmico. Los espejos son reflectores Fresnel –como los de algunas plantas de energía solar en la Tierra–, que concentran los rayos solares sobre un tubo con un líquido.

El calor convierte el líquido en gas, que a su vez, calienta la masa térmica. Después, durante el largo periodo nocturno, el calor se transfiere a un motor Stirling para producir electricidad.

“Este sistema es más adecuado que el anterior en proyectos lunares con mayores necesidades energéticas, como sería una misión tripulada que pasara una noche en la Luna”, destaca González Cinca.

A partir de 2020 las grandes agencias espaciales, como la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la de China, planean sus primeras misiones tripuladas a nuestro satélite. Otros países, como India y Japón, también han manifestado su interés en mandar las suyas a partir de esa fecha.

SINC

sábado, 14 de diciembre de 2013

La NASA se propone cultivar plantas en la Luna

La NASA se propone cultivar plantas en la Luna
La NASA se propone cultivar plantas en la Luna como soporte vital para los futuros colonos. En concreto, quiere hacer crecer unas semillas de nabo, albahaca y otros vegetales en un experimento que se pondrá en marcha en 2015.

La NASA informó esta semana de que la cámara sellada para el primer intento de germinación sobre la Luna, irá a bordo de una nave privada que resulte ganadora del Premio Lunar X de Google.

"Nuestro concepto es el desarrollo de una cámara de cultivo simple, sellada, que pueda sustentar la germinación en un período de cinco a 10 días en la Luna", indicó la agencia. "Un filtro de papel con nutrientes disueltos, dentro de la cámara, puede alimentar a un centenar de semillas de berros, diez semillas de albahaca y otras diez de nabo".

Un comunicado del Centro Ames de Investigación de la NASA explicó que el objetivo del experimento es determinar si "los humanos pueden vivir y trabajar en la Luna (...) quedándose durante décadas", por lo que un primer paso en ese sentido es el envío de las plantas.

"Recién germinadas, las plantas pueden ser tan sensibles como los humanos a las condiciones ambientales y a veces más sensibles", continuó el comunicado. "Las plantas llevan material genético que puede resultar dañado por la radiación, al igual que los humanos.

El envío de las semillas servirá para explorar el ambiente lunar tal como en viejos tiempos los mineros llevaban un canario adentro de los túneles para detectar la presencia de gases explosivos.

El experimento no involucra la prueba de cultivo de las plantas sobre el suelo lunar, cubierto por un polvo que carece de muchos de los nutrientes que sustentan la vida vegetal, y en el cual no existe el material orgánico descompuesto que enriquece el suelo terrestre.

Asimismo los niveles de radiación en la Luna son mucho más intensos que en la Tierra ya que el satélite no posee una atmósfera que detenga los rayos más dañinos del Sol.

En la superficie de la Luna las temperaturas varían en un mismo día desde los 100 grados Celsius a los 173 grados Celsius bajo cero, y el ciclo de luz y sombra que regula la fotosíntesis está sujeto al hecho de que el "día" lunar dura unos 28 días terrestres.

lunes, 2 de diciembre de 2013

China lanza con éxito su primera misión para explorar la Luna

China lanza con éxito su primera misión para explorar la Luna
La sonda lunar china Chang'e-3, la primera de este país que tendrá como misión aterrizar en la superficie del satélite y explorarla, ha despegado este domingo desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xinchang, en el centro de China.

La sonda, que transporta al primer robot de exploración lunar chino, al que se ha llamado 'Yutu' o 'Conejo de jade', está impulsada por el cohete 'Larga Marcha 3B' y ha sido lanzada a la hora prevista, las 1.30 hora local del lunes (17.30 GMT del domingo).

Unos minutos más tarde, tras separarse de su lanzadera, Chang E 3 ha entrado en la órbita de transferencia Tierra-Luna y ha desplegado sus paneles solares.

El director del Centro de Lanzamiento, Zhang Zhenzhong, ha comparecido brevemente ante las cámaras para confirmar que el lanzamiento ha resultado "un éxito".

Si la misión prospera, China se convertirá en el tercer país del mundo, por detrás de EEUU y la antigua Unión Soviética, que habrá hecho aterrizar un artefacto en la superficie lunar.

La sonda alcanzará la superficie selenita a mediados de diciembre si todo sale según lo previsto.

En principio está previsto que la sonda descienda sobre el cráter conocido como Bahía de los Arcoiris lunar, una zona elegida especialmente por sus condiciones llanas y que recorrerá 'Yutu' para llevar a cabo pruebas geológicas durante tres meses.

Con un peso de 140 kilos, 'Yutu' puede desplazarse a 200 metros por hora y está equipado con cuatro cámaras y dos brazos móviles que pueden extraer muestras del suelo lunar.

Durante su misión, instalará un telescopio en la Luna por primera vez en la Historia, observará la plasmasfera (gas ionizado que circunda la Tierra) y examinará mediante radar la superficie del satélite.

El lanzamiento de la misión de exploración de la superficie lunar tiene lugar 10 años después del primer vuelo espacial de un astronauta chino.

China denomina a su programa lunar Chang'e en honor a una leyenda tradicional oriental, según la cual una diosa con ese nombre habita en la Luna.

El robot explorador de superficie lunar recibió su nombre tras una votación popular por Internet en honor a su vez a la mascota de color blanco que, según la tradición, tiene la diosa en la Luna.

China lanzó su primera misión lunar, Chang'e-1, en octubre de 2007, y la segunda voló al satélite en el mismo mes de 2010.

En ambos casos, las sondas orbitaron durante meses alrededor de la Luna, para recolectar imágenes e información, y una vez terminado su periodo de actividad se estrellaron en el suelo lunar, según lo previsto.

La misión que ha comenzado este domingo representa la segunda fase del programa lunar chino, que prevé el aterrizaje y exploración de la superficie selenita.

Los planes de China incluyen el envío de una cuarta sonda en 2015 y otra en 2017, que completará la tercera fase del programa, lograr el regreso a la Tierra.

Más tarde, en una fecha aún no fijada, la República Popular planea enviar misiones tripuladas a la superficie selenita.

El proyecto lunar chino forma parte de un ambicioso programa espacial chino, que contempla explorar otros cuerpos espaciales más distintos, como Marte.

Según ha declarado a la agencia oficial china Xinhua el ingeniero jefe adjunto a cargo de la segunda fase del programa lunar, Sun Huixian, si la misión tiene éxito, significará que China cuenta ya con la capacidad de explorar sobre el terreno un cuerpo espacial fuera de la Tierra.

"La exploración espacial china no se va a detener en la Luna", ha explicado. "Nuestro objetivo es el espacio exterior".

Por su parte, el diseñador jefe de la sonda, Sun Zezhou, ha comentado que la misión lanzada este domingo tiene una gran importancia científica y económica, que ha contribuido al desarrollo de una serie de tecnologías espaciales, algunas de las cuales pueden tener aplicación civil.

EFE

Google+ Followers

  ©Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP