lunes, 30 de septiembre de 2013

La Luna, vista por SMART

La Luna, vista por SMART
La misión SMART-1 de la ESA – la primera sonda europea en alcanzar la órbita lunar – se lanzó hace 10 años, el 27 de septiembre de 2003, a bordo de un Ariane 5 desde el Puerto Espacial Europeo en Kourou, Guayana Francesa.

El nombre de SMART es un juego de palabras en inglés entre el adjetivo ‘inteligente’ y el acrónimo de ‘Pequeñas Misiones de Investigación Tecnológica Avanzada’. Esta sonda alcanzó la órbita lunar el 15 de noviembre de 2004 utilizando un sistema de propulsión eléctrica. A bordo transportaba toda una batería de instrumentos científicos en miniatura, entre los que destacaba un espectrómetro de rayos X diseñado para estudiar la distribución de elementos químicos clave sobre la superficie de la Luna.

Esta imagen, publicada por primera vez en el año 2007, es un mosaico compuesto por 30 fotografías del polo norte lunar tomadas con la cámara AMIE de SMART-1, y abarca una región de unos 800 x 600 kilómetros.

En ella podemos ver la geografía y las condiciones de iluminación del polo norte lunar, dos factores de especial interés para la futura exploración de nuestro satélite natural. El borde de algunos cráteres de esta región está permanentemente iluminado por el Sol, dándoles el apodo de “picos de luz eterna”. Por otra parte, el fondo de algunos cráteres permanece siempre a la sombra, por lo que es probable que contengan depósitos de agua congelada que podrían ser aprovechados por futuros exploradores.

Tras completar sus operaciones científicas, SMART-1 terminó su misión el 3 de septiembre de 2006 estrellándose contra la superficie lunar. El impacto se observó desde la Tierra, con ayuda de telescopios, como un brillante destello y una nube de escombros.

Los resultados de SMART-1 ayudaron a preparar nuevas misiones a la Luna, como Kaguya (Japón), Chandrayaan-1 (India), Chang’e-1 (China) y LRO (Estados Unidos).

El sistema de propulsión eléctrica desarrollado para SMART-1 se utilizará en la nueva misión de la ESA a Mercurio, BepiColombo, y en futuras misiones científicas o tecnológicas.

ESA

martes, 24 de septiembre de 2013

La Luna es 100 millones de años más joven de lo que se creía

La Luna es 100 millones de años más joven de lo que se creía
Un estudio elaborado por científicos del Instituto Carnegie de Washington ha determinado que la Luna es 100 millones de años más joven de lo que se creía. De este modo, el satélite tendría entre 4.400 y 4.450 millones de años.

Este hallazgo podría cambiar la forma de comprensión de los científicos acerca de la Tierra primitiva, así como de su satélite natural. Los científicos saben la edad del sistema solar (4.568 millones de años) con bastante precisión y por ello pueden calcular los tiempos de formación de cuerpos relativamente pequeños, tales como asteroides, también cuándo se sometieron a una extensa fusión, consecuencia del calor generado por la colisión.

Sin embargo, es más difícil de concretar la edad de los cuerpos más grandes del sistema solar, ya que se desconoce cuánto tardan en crecer o en modificar su temperatura y qué elementos va eliminando por el camino. "No es lo mismo que un pequeño cuerpo como el de un asteroide", ha apuntado uno de los autores, Richard Carlson, que presentó la investigación durante una reunión de la 'Royal Society' en Londres.

Con el tiempo, los científicos han continuado estudiando la edad de la Luna y perfeccionando la técnica y la tecnología. Gracias a estas mejoras se ha ido presionando la fecha de formación de la Luna hacia adelante en el tiempo.

Concretamente, se cree que la Luna ha albergado un océano global de roca fundida poco después de su dramática formación. Actualmente, la edad determinada por las rocas lunares que surgieron de ese océano es de 4.360 millones de años, según el trabajo.

Además, en la Tierra, los científicos han encontrado indicios, en varios lugares, de un gran evento de fusión que se produjo hace unos 4.450 millones años. Por lo tanto, la evidencia es que la catastrófica colisión que formó la Luna y reformó la Tierra ocurrió en esa época, más de 100 millones de años antes de lo que se creía.

EUROPA PRESS

domingo, 8 de septiembre de 2013

Una sonda para estudiar la atmósfera de la Luna

Una sonda para estudiar la atmósfera de la Luna
La nave espacial LADEE (Lunar Atmosphere and Dust Environment Explorer) de la NASA fue lanzada desde Wallops Island, Virginia, el sábado 7 de septiembre, a bordo de un cohete Minotaur V.

LADEE es una sonda que orbitará la Luna para obtener información detallada acerca de la atmósfera lunar, las condiciones cerca de la superficie e influencias del entorno sobre el polvo lunar. Una buena comprensión de estas características solucionará antiguas interrogantes y ayudará a los científicos a comprender también otros cuerpos planetarios.

La LADEE (siglas, en inglés, de Explorador de la Atmósfera y Entorno de Polvo) es una misión de bajo coste (212 millones de euros) y lleva cuatro instrumentos para tomar datos de interés científico en la Luna, incluido un dispositivo para capturar y analizar muestras de partículas de polvo. Con una masa de 383 kilos en el lanzamiento, la sonda mide 2,37 metros de alto y 1,85 de diámetro.

Cuando llegue a su destino, la LADEE entrará en la fase de verificación de equipos y ensayos en órbita a gran altura sobre la superficie lunar, para descender luego a unos 250 metros. Durante la fase de pruebas, los ingenieros ensayarán un nuevo sistema de comunicaciones por láser que permitirá la transferencia de datos con el satélite a una velocidad similar a la de los sistemas de fibra óptica en tierra.

Una de las preguntas clave que quieren responder los científicos de la misión es si el polvo lunar eléctricamente cargado por la luz solar es responsable del resplandor sobre el horizonte que detectaron varios astronautas de las misiones Apolo.


Google+ Followers

  ©Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP