sábado, 15 de diciembre de 2012

Dos naves de la NASA se estrellan en la Luna

Dos naves de la NASA se estrellan en la Luna
Una pareja de naves espaciales de la NASA, de la misión Gravity Recovery and Interior Laboratory (GRAIL),se estrellará contra una montaña cerca del polo norte de la Luna el próximo lunes. Las sondas han conseguido generar el «mapa gravitatorio» de mayor resolución obtenido hasta ahora de nuestro satélite natural, pero su órbita baja y el bajo nivel de combustible imposibilitan que sigan realizando más operaciones científicas, según ha informado la agencia espacial.

Las GRAIL han trabajado en órbita a una altura de 55 kilómetros sobre la superficie de la Luna durante la mayor parte de la misión, pero el 30 de agosto pasado descendieron hasta 23 kilómetros. Ahora, antes de su final destructivo, tienen que hacer un último experimento, esta vez de ingeniería. Recibirán la orden de mantener encendidos sus motores hasta que consuman todo el combustible, lo que permitirá a los expertos conocer con precisión cuánto queda en sus depósitos, un dato importante para calcular el consumo en futuras misiones y operarlas más eficazmente, explica la NASA.

Ebb y Flow, como fueron denominadas las dos sondas, se colocaron en sus órbitas entre el 31 de diciembre de 2011 y el 1 de enero de 2012, y pronto iniciaron su labor de retratar la estructura interior y la composición de la Luna. Con estos datos fueron capaces de elaborar el mejor mapa gravitatorio de nuestro satélite, que ha revelado un gran número de características del paisaje lunar nunca antes vistas con detalle. Entre ellas, la morfología del terreno volcánico, las cuencas, los picos centrales de los cráteres y muchos nuevos cráteres de impacto de todos los tamaños y forma perfectamente circular. Además, los datos demuestran que el campo gravitatorio de la Luna no se parece al de la Tierra ni a al de ningún otro planeta rocoso de nuestro sistema. El mapa proporcionará una mejor comprensión de cómo nuestro mundo y otros planetas rocosos se formaron y evolucionaron.

«54 minutos antes del impacto haremos una última observación, encendiendo los motores para determinar con exactitud cuánto combustible queda en los tanques», afirma David Lehman, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA. Ese encendido durará menos de nueve minutos. Tras ello, las gemelas se dirigirán a la cima de la montaña lunar y acabarán su misión.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Misiones privadas a la Luna para el año 2020

Misiones privadas a la Luna para el año 2020
Una empresa de Colorado impulsada por ex directivos de la NASA ha anunciado su intención de lanzar misiones privadas a la Luna para el año 2020. La compañía Golden Spike asegura que el presupuesto estimado para cada viaje lunar sería de unos 1.500 millones de dólares, mucho menos de lo que un proyecto similar le costaría a la agencia espacial estadounidense.

"Nuestro objetivo es crear un sistema de transporte lunar fiable y económicamente rentable", explica Gerry Griffin, ex director de vuelos del programa Apolo en la NASA y director ejecutivo de la nueva empresa.

Las expediciones lunares de Golden Spike aprovecharían la tecnología de los cohetes y las naves que se están desarrollando ahora mismo para enviar a los astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional, tras la jubilación de los antiguos transbordadores.

Dependiendo del número de turistas espaciales que compren un billete a la Luna, la compañía afirma que podría volar su primer misión al satélite terrestre antes de 2020, pero de momento no ha dado detalles sobre potenciales clientes. La primera misión supondría una inversión de entre 7.000 y 8.000 millones de dólares, según reconoce el presidente de Golden Spike, Alan Stern, ex vicedirector de los programas científicos de la NASA.

Pero una vez que se lanzara el vuelo inaugural, los costes de una misión de dos personas, que pasarían hasta 48 horas en la Luna, descenderían a unos 1.500 millones de dólares.

"Esto cambiaría las reglas del juego completamente", ha explicado Stern en una teleconferencia con un grupo de periodistas en Washington. "Podríamos lanzar misiones lunares por el coste actual de una misión robótica de la NASA".

El presidente de Golden Spike, sin embargo, se negó a precisar cuántas misiones necesitaría vender la compañía para obtener beneficios. "Tres o cuatro serían insuficientes, tendríamos que vender unas cuantas más. Pero tampoco sería un número ridículamente alto", dijo.

Los potenciales clientes de la compañía podrían ser agencias espaciales de algunos países, corporaciones, centros de investigación y multimillonarios aficionados al espacio.

"Podríamos ofrecer misiones viables para países de tamaño medio como Corea, Indonesia o Sudáfrica, a los que les costaría mucho más desarrollar esta tecnología", aseguró Stern.

Golden Spike no es la primera compañía que ofrece misiones privadas a la Luna. Otras empresas como Moon Express también han lanzado proyectos similares.

"Si encontráramos suficientes inversores para arrancar, podríamos volver a la Luna en unos 10 o 15 años para intentar aprovechar sus recursos energéticos y usarlos aquí en la Tierra", declaró el ex astronauta del programa Apolo Harrison Schmitt, que también se ha unido a Golden Spike. "Creo que es posible lograrlo".

REUTERS

Primer mapa de alta resolución del campo gravitatorio de la Luna

Primer mapa de alta resolución del campo gravitatorio de la Luna
La corteza de la Luna es más delgada de lo que se había estimado: tiene un grosor de entre 35 y 43 kilómetros y no 50 o 60. Además, muestra las marcas de un intenso bombardeo de meteoritos durante millones de años, por lo que está muy fracturada. Son los resultados de la misión espacial Grail, de la NASA, que ha estado midiendo las ligerísimas variaciones en el campo gravitatorio del satélite desde principios de este año. Los datos tomados han permitido a los científicos trazar el mapa más detallado hasta la fecha de la corteza lunar. Los primeros resultados científicos de la misión se presentan esta semana en la revista Science.

La Grail es una misión peculiar que aplica una técnica de medida gravitatoria nunca antes utilizada en la Luna. Se trata de dos satélites gemelos que giran en torno al satélite natural terrestre a una distancia no superior a los 200 kilómetros conectados por radioseñales. Unos instrumentos especiales miden con precisión de centésimas de micra la distancia entre uno y otro. Cuando el primero de ellos es atraído hacia la Luna porque sobrevuela un lugar donde hay una montaña o rocas especialmente masivas en el subsuelo, aumenta ligeramente la distancia con el segundo artefacto, el que va detrás. Esas variaciones en la distancia se traducen en un mapa tridimensional de variaciones en la atracción gravitatoria en el que los científicos pueden leer la estructura interna de ese cuerpo celeste.

El campo gravitatorio lunar conserva el registro del intenso bombardeo que caracterizan todos los cuerpos planetarios rocosos y revela las fracturas que se extienden hacia el interior de la corteza y, posiblemente, también el manto, explica Maria Zuber (del Instituto de Tecnología de Massachusetts), investigadora principal de la misión. En la Tierra se han borrado con el paso del tiempo los rasgos geológicos primitivos, pero la Luna se ha mantenido relativamente estable durante miles de millones de años, por lo que los científicos la ven como un registro en sus rocas de procesos que ocurrieron en el pasado remoto, explican los expertos del MIT. Ahora, el nuevo mapa gravitatorio desvela una corteza mucho más fracturada de lo que se pensaba, lo que da una idea del tremendo bombardeo que sufrió en el pasado y que debió ser similar en otros cuerpos del Sistema Solar interior. “Esto supone una gran sorpresa y va a hacer que mucha gente se plantee su significado en la evolución planetaria”, dice Zuber...

ELPAIS.com

Google+ Followers

  ©Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP