viernes, 25 de mayo de 2012

Las zonas «prohibidas» de la NASA en la Luna

Las zonas «prohibidas» de la NASA en la Luna
Hace tan solo unas horas, el primer hombre que pisó la Luna, Neil Armstrong, decía a una televisión australiana que un día alguien regresará allí arriba y «recogerá» la cámara que dejó olvidada. Quizás no sea así. La NASA ha hecho público un documento oficial en el que especifica los «artefactos históricos» abandonados en la Luna que deben ser preservados. La lista, que incluye los lugares de alunizaje de las misiones Apolo y el cráter de impacto de la sonda LCROSS, donde se encontró agua, incluso señala la distancia a la que deben mantenerse los astronautas o turistas espaciales que viajen en el futuro hasta nuestro satélite natural. Por ejemplo, recomienda no acercarse a más de 75 metros de la zona del módulo de descenso del Apolo 11.

La agencia espacial norteamericana ha elaborado esta lista ante el constante aumento de las actividades espaciales de entidades privadas y naciones en todo el mundo, con proyectos para regresar a la Luna en misiones científicas o con fines comerciales. Reconoce que algunas de ellas están cerca de aterrizar en la superficie lunar. Las recomendaciones son solamente eso, recomendaciones, y no suponen ninguna obligación legal, pero puede ayudar a los próximos exploradores de la Luna a planificar sus vuelos y controlar sus alunizajes con el fin de conservar las piezas originales de otros artefactos que, además de tener un valor histórico, pueden ayudar en futuras investigaciones científicas.

Estos artefactos y zonas incluyen:

-Los lugares de aterrizaje de las misiones Apolo y su hardware móvil.
-Lugares de aterrizaje de robots lunares (por ejemplo, del Surveyor).
-Lugares de impacto (Ranger, S-IVB, LCROSS...).
-Experimentos dejados en la superficie lunar (herramientas, equipos, hardware...).
-Indicadores específicos de la presencia de ciudadanos o máquinas de EE.UU., incluidas huellas humanas o de rovers...

La NASA ha abierto un diálogo con las agencias espaciales comerciales e internacionales para compartir el documento y abrir un debate para mejorar sus recomendaciones.

J. de Jorge | ABC.es

domingo, 20 de mayo de 2012

La Luna comenzó sus días golpeada por asteroides

La Luna comenzó sus días golpeada por asteroides. Imagen: Dan Durda / FIAAA
Científicos estadounidenses han encontrado fragmentos de meteoritos primitivos entre el material lunar que trajo a la Tierra la nave Apolo 16. Tras su análisis, los investigadores concluyen que los restos pertenecen a asteroides, y no cometas, que impactaron contra el satélite en las primeras etapas del sistema solar.

Rebuscando entre las rocas lunares que trajo consigo la misión Apolo 16, un grupo de científicos ha encontrado restos de los meteoritos que bombardearon nuestro satélite al principio de su existencia. “Hemos descubierto que los objetos que impactaron contra la Luna hace 3.800 millones de años eran asteroides y no cometas”, explica a SINC Katherine H. Joy, investigadora del Instituto lunar y planetario de Houston (EE UU).

Hasta ahora se investigaban los impactos de la superficie lunar de manera indirecta. Los científicos buscaban los rastros de los elementos químicos que se habrían liberado en la corteza tras la colisión. “Ahora tenemos físicamente estos fragmentos de meteorito”, afirma Joy, primera autora de un estudio publicado en la revista Science.

El material encontrado tiene una naturaleza distinta de la del suelo lunar o la de los meteoritos que caen hoy en la Tierra. Por ello los autores opinan que estos restos “son fragmentos de asteroides primitivos y representan la población de cuerpos que atravesaba el sistema solar al principio de su historia”.

Asteroides contra cometas

“La mayoría de asteroides están localizados formando un cinturón entre Marte y Júpiter y son cuerpos rocosos o metálicos que no crecieron suficiente como para formar planetas –explica Joy–. Pero hay algunos que viajan hacia el Sol cruzando las órbitas lunares y terrestres”. En cambio, los cometas son mezclas de hielo, polvo y roca.

Durante las primeras etapas de la formación del sistema solar, tanto la Tierra como la Luna fueron bombardeadas por muchos objetos. “Es importante entender qué tipo de cuerpos se estrellaron contra nuestro satélite en los diferentes momentos del pasado”, afirma Joy. Estos datos pueden ser útiles para entender cómo estos episodios dieron forma a la Luna y la Tierra al principio de su historia.

SINC

Google+ Followers

  ©Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP