viernes, 20 de agosto de 2010

El diámetro de la Luna se redujo 100 metros en los últimos mil millones de años

El diámetro de la Luna se redujo 100 metros en los últimos mil millones de añosLa NASA ha descubierto que el diámetro de la Luna se redujo 100 metros en los últimos mil millones de años. El hallazgo, que se ha hecho a través de unas fotos tomadas por el Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRB) y publicadas en la revista 'Science', proporciona claves importantes para estudiar la geología de la Luna y la evolución tectónica reciente.

Según ha explicado Thomas Watters, del Centro de Estudios Planetarios y de la Tierra del Museo del Aire y el Espacio del Smithsonian, al analizar las imágenes proporcionadas por el orbitador, descubrieron unas "fallas" en la corteza lunar hasta ahora nunca vistas.

Watters ha afirmado que las imágenes que se tenían hasta ahora de la Luna no permitían detectar que el satélite se "contrajo cerca de 100 metros" en un pasado que el científico considera "reciente", aunque se produjo hace mil millones de años.

La Luna se formó en un ambiente caótico de intenso bombardeo por asteroides y meteoritos, hace unos 4.500 millones de años, explica la NASA. Estos choques, junto con la desintegración de elementos radiactivos, hicieron que la luna fuera un cuerpo caliente que posteriormente se enfrió.

Los científicos apuntan que este hallazgo muestra que en el interior de la luna, que antes estaba fundido, ha habido actividad tectónica después de lo que se había estimado.

"Estos increíbles resultados subrayan la importancia de observar globalmente para entender los procesos globales, ha indicado John Keller, el subdirector científico del proyecto 'Lunar Reconnaissance Orbiter' (LRO) de la NASA en el centro de vuelos espaciales Goddard, en Greenbelt (Maryland).

"Mientras la misión del LRO está en una nueva fase, con énfasis en mediciones científicas y nuestra habilidad de hacer un inventario de los rasgos de la Luna, será una poderosa herramienta para entender la historia de la Luna y el sistema solar", ha agregado Keller.

El orbitador LRB fue lanzado al espacio en junio del año pasado y comenzó a enviar sus primeras imágenes del satélite natural de la Tierra 15 días después de una zona justo en la frontera entre la parte soleada y la cara oculta de la Luna.

EFE

domingo, 15 de agosto de 2010

La nueva carrera por llegar a la Luna

La plataforma construida en Rusia depositará en la Luna al robot indioUna nueva competencia por enviar una sonda no tripulada a la Luna está teniendo lugar entre Rusia e India por un lado y China por el otro.

Tras meses de negociaciones, ingenieros indios y rusos comenzaron a trabajar juntos en una misión. El objetivo es enviar a la Luna un vehículo pequeño de cuatro ruedas.

Su partida está prevista para 2013, año que China tiene pensado enviar a la Luna su nave espacial Chang'e-3. El equipo que llegue antes, se llevará el honor de ser el primero en enviar un robot a la superficie lunar desde la nave rusa Luna-24, que volvió a la Tierra en 1976 con muestras de suelo lunar.

Conocida en Rusia como Luna-Resource y en India con el nombre de Chandrayaan-2, la misión conjunta incluirá un "orbitador" construido en India y una plataforma de aterrizaje fabricada en Rusia. Ambas serán lanzadas al espacio por un único cohete indio.

La plataforma rusa de cuatro patas dejará en la Luna 35 kilos de equipo científico y un robot indio de 15 kilos.

A pesar de ser completamente diferente de los robots Lunokhod Soviéticos de 750 kilos que recorrían el paisaje lunar en la década de los '70, se espera que el diminuto vehículo indio pueda recoger información para los científicos, gracias a su tecnología en miniatura.

"Sabemos que, más que nada, es una demostración de la presencia india en la superficie de la Luna", le dijo a la BBC Aleksandr Zakharov, investigador del Instituto de Investigación Espacial en Moscú.

"No obstante, tendrá una cámara de televisión a bordo, y también le hemos pedido a nuestros compañeros indios que incluyan un manipulador en miniatura para que pueda tomar muestras de suelo, más lejos del alcance del brazo robótico".

El robot y todos sus instrumentos científicos serán fabricados en India, aunque este país puede solicitar participación extranjera si así lo desea, añadió Zakharov.

Recientemente Rusia le dio prioridad a este proyecto para poder llevarlo a cabo en 2013, como quiere India, informaron las autoridades de la industria espacial rusa.

Zakharov dijo que esta iniciativa está avanzando incluso más rápidamente que el proyecto propio de Rusia para explorar la Luna, conocido como Luna-Gob.

Para fin de mes, el instituto ruso tiene pensado finalizar la selección de instrumentos que el robot llevará a bordo.

Estos se utilizarán para hacer un análisis geoquímico del suelo lunar, incluyendo la detección de agua.

Confirmar la existencia de agua en la Luna era una de las metas de los científicos planetarios en los '90, después de que una sonda estadounidense halló señales de la existencia de agua congelada cerca de los polos.

Si la encuentran, los científicos no sólo estarán escribiendo un capítulo importante en la historia geológica del satélite natural de la Tierra sino que también, esta información resultará valiosa si los seres humanos deciden alguna vez establecer una base habitable en la Luna.

Además de buscar agua, la misión podría contribuir a aportar más datos sobre la composición interna de la Luna y sus movimientos orbitales, con la ayuda de un sismógrafo y un reflector láser.

Anatoly Zak | BBC

viernes, 6 de agosto de 2010

La Luna es seca, según un nuevo análisis de sus rocas

Roca basáltica (volcánica) traída por la misión Apolo 15 de la Luna. NASAUn informe de científicos de Estados Unidos revela que el único satélite natural de la Tierra es más seco de lo que se creía, lo que hace menos probable que haya albergado vida alguna vez.

El estudio, publicado en la revista Science, se basa en el análisis de la composición de los isótopos de cloro de rocas lunares que fueron transportadas a la Tierra por las misiones Apolo de finales de la década de los 60 y principios de los 70 del siglo pasado.

El director del estudio, Zachary Sharp, de la Universidad de Nuevo México, explicó que su equipo cree ahora que el interior de la luna probablemente nunca presentó un contenido hídrico sustancial.

Eso contradice lo alegado por otros estudios publicados recientemente. Este equipo ahora supone que la Luna siempre tuvo un ambiente que no se prestaría para la vida.

La corresponsal de Ciencia de la BBC, Katia Moskvitch, recuerda que cuando los geólogos estudiaron por primera vez las muestras de Apolo, no encontraron evidencia de agua, por lo que en principio se declaró que la luna era seca.

Sin embargo, a principios de 2010, un equipo de Estados Unidos dirigido por Francis McCubbin dijo que el agua que había en los minerales lunares era por lo menos 100 veces superior a lo que inicialmente se creía.

También un reciente experimento de un equipo indio encontró grandes depósitos de hielo en la Luna. Sharp sostiene que esos depósitos pudieron haber llegado en cometas que se estrellaron contra la superficie del satélite terrestre.

BBC Mundo

Google+ Followers

  ©Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP