martes, 29 de septiembre de 2009

China completa el mapa de mayor resolución de la superficie lunar

Una de las imágenes captadas por la sonda Chang'e-1 para realizar el mapa de la Luna. CNSALa exploración de la Luna ha alcanzado un nuevo hito, y una vez más el hallazgo ha sido posible gracias a una misión asiática. Cuando todavía no se ha cumplido ni una semana desde que una sonda india lograra detectar agua en la superficie del satélite terrestre, China acaba de anunciar que su sonda Chang'e 1 ha completado el mapa de mayor resolución realizado hasta ahora de la Luna.

Según ha informado la agencia oficial Xinhua, las imágenes fueron recogidas por una estereocámara de la nave china, y el mapa será utilizado por los expertos del país asiático para estudiar las leyes de formación geológica de la superficie lunar y su evolución.

El mapa "sienta las bases para el establecimiento de futuros proyectos científicos" de China en la Luna, destacó el académico Liu Xianlin, jefe del equipo de expertos que ha completado el trabajo cartográfico.

La sonda lunar filmó más de nueve millones de unidades de información, con las que los expertos han elaborado un planisferio lunar de tres kilómetros por píxel de resolución.

La sonda Chang'e-1, que toma su nombre de una diosa de la mitología china que según la leyenda vive en la Luna, fue lanzada el 24 de octubre de 2007, comenzó a orbitar el 5 de noviembre de ese año e hizo llegar las primeras imágenes de la Luna el 26 de ese mismo mes.

El pasado 2 de marzo, la nave finalizó su misión chocando contra la luna en una colisión controlada, tras 16 meses de investigaciones.

El programa espacial lunar del país asiático se prepara ahora para su segunda fase, que incluye la colocación de un vehículo en la Luna para tomar muestras de suelo y piedras selenitas. China también ha anunciado que en el futuro pretende enviar una misión tripulada con 'taikonautas' a la Luna, aunque de momento no ha precisado una fecha para alcanzar este objetivo.

Las ambiciones espaciales del gigante asiático quedaron reflejadas el pasado 14 de este mismo mes, cuando Pekín inició la construcción del que será su cuarto centro espacial en la ciudad de Wenchang, en el norte de la isla tropical de Hainan (al sur del país), y que estará terminado en 2013, informó la agencia oficial Xinhua.

jueves, 24 de septiembre de 2009

La NASA detecta agua en la superficie de la Luna

Imagen de la Luna tomada por la sonda Chandrayaan 1. ISROLa superficie de la Luna, que hasta ahora se consideraba un cuerpo totalmente árido, en realidad contiene finas capas de agua. Éste es el sorprendente hallazgo que acaba de revelar un estudio, difundido hoy por la revista Science, basado en observaciones de instrumentos de la NASA a bordo de la sonda india Chandrayaan-1. Aunque la cantidad de agua encontrada es escasa, el hallazgo podría ser útil en caso de nuevos viajes tripulados a la Luna.

Hace 40 años, cuando los astronautas de las misiones Apolo de la NASA trajeron piedras lunares, las pusieron en cajas que tenían filtraciones. Esto llevó a los científicos a creer que el aire terrestre había contaminado los contenedores y a descartar la idea de que pudiera haber agua en el satélite natural.

Sin embargo, Larry Taylor, de la Universidad de Tennessee, señala en el estudio que las últimas pruebas y experimentos científicos han indicado que esa suposición era errónea. "Si tienes un metro cúbico de suelo lunar y pudieses estrujarlo obtendrías un litro de agua", asegura el investigador.

"Nos equivocamos. Como había filtraciones en los contenedores supusimos que el agua provenía del aire terrestre", explica. Taylor y su equipo científico usaron un instrumento de la NASA montado en la nave india para analizar la luz que refleja la superficie lunar con el fin de determinar sus materiales.

Ese instrumento detectó longitudes de onda que indicarían un enlace químico entre dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno para formar la molécula de agua (H20). Según el estudio, en la Luna existirían dos tipos de agua: exógeno, proveniente de objetos externos como meteoritos o cometas que han hecho impacto en la superficie, o endógena, es decir, proveniente de su interior.

"Cuando decimos que hay agua en la Luna, no hablamos de lagos y océanos, ni siquiera de charcos. Agua en la luna significa moléculas de agua e hidróxilo (hidrógeno y oxígeno) que interactúan con moléculas de polvo y roca específicamente en las capas superiores de la superficie", explica Carle Pieters, de la Universidad de Brown.

Taylor y su equipo científico señalan que es muy posible que el agua que se ha detectado en la Luna tenga su origen en la interacción del suelo lunar con vientos solares, cadenas de partículas que constantemente llegan desde el Sol. La radiación espacial inicia una reacción química en la que los átomos de oxígeno del suelo adquieren un núcleo de hidrógeno para crear moléculas de agua y moléculas simples de hidrógeno y oxígeno (OH).

La presencia de agua en la Luna podría facilitar la creación de una base en el satélite terrestre, sobre todo si los astronautas pudieran extraerla calentando la superficie. Además, también podría servir como fuente de oxígeno para obtener aire respirable.

sábado, 19 de septiembre de 2009

La piedra lunar española se exhibe en Madrid

Piedra lunar donada al Museo Naval por el hijo de Carrero Blanco. Museo NavalLa piedra lunar que el Gobierno de EEUU regaló a España en 1973 será una de las estrellas de la 'Noche en Blanco' que se celebra en Madrid. El Museo Naval de la Armada ha anunciado que exhibirá este fragmento de suelo selenita, cuya existencia era prácticamente desconocida para el gran público hasta que elmundo.es publicó un reportaje sobre este obsequio espacial de la Administración Nixon.

El pasado 20 de julio, justo cuando se cumplían 40 años de los primeros pasos del hombre en la Luna, este periódico presentó un vídeo con el testimonio de Luis Ruiz de Gopegui, el ingeniero que dirigía el centro de control de la NASA en Fresnedillas en los tiempos del programa Apolo, sobre la rocambolesca historia de esta piedra lunar.

Según relató Ruiz de Gopegui, esta valiosa reliquia de la exploración espacial jamás fue donada a un museo, sino que permaneció en el despacho de Franco hasta su muerte, y años después, entre 1989 y 1991, un hombre de nacionalidad española que decía ser un marqués intentó venderla en Londres.

Posteriormente, a raíz de la publicación de este primer reportaje, elmundo.es descubrió que en realidad EEUU regaló no una, sino dos piedras lunares a España. La primera, obtenida durante la pionera misión Apolo 11 que llevó a Armstrong, Aldrin y Collins a la Luna, permaneció en el domicilio de la familia Franco, hasta que -según la versión que dio a este periódico su nieto-, se extravió.

Pero una segunda piedra, recogida por los astronautas del Apolo 17, la última misión tripulada a la Luna, acabó en posesión de la familia de Luis Carrero Blanco, hasta que en 2007 su familia decidió donarla al Museo Naval de Madrid.

"Mi hijo me señaló que el obsequio estaba dedicado al 'pueblo español', así que me pareció correcto donarla", declaró a este periódico Luis Carrero Blanco, el primogénito del Almirante asesinado por ETA.

A pesar del evidente valor histórico de esta piedra, su presencia en el Museo Naval de Madrid desde hace dos años era un hecho prácticamente desconocido, ya que no se había hecho ninguna publicidad sobre su existencia. Sin embargo, tras la notoriedad que le dieron los reportajes publicados en este periódico, el Museo Naval finalmente ha decidido darle protagonismo a esta extraordinaria muestra de suelo lunar con motivo de la celebración de la Noche en Blanco.

La piedra permanecerá expuesta en el museo de la Armada entre las 22.00 y las 2.00 horas de la noche del sábado al domingo, junto a la placa con la que fue entregada al Gobierno español, cuya inscripción reza: "Este fragmento es una porción de una roca del valle de la luna Taurus-Littrow. Se entrega como símbolo de la unidad del esfuerzo humano y lleva con él la esperanza del pueblo americano de un mundo en paz".

elmundo.es

viernes, 18 de septiembre de 2009

La Luna, el lugar más frío del Sistema Solar

El cráter Faustini, donde la temperatura llegó a -397º C. AP/NASAHasta ahora se creía que el lugar más frío del Sistema Solar podría ser Plutón, puesto que es el que está más alejado del Sol. Sin embargo, la sonda de reconocimiento lunar LRO, lanzada el pasado mes de junio por la NASA, ha aportado un dato sorprendente: el lugar más frío del Sistema Solar se encuentra en la Luna, exactamente dentro de los cráteres oscuros cercanos a su polo sur.

Al medir la temperatura de diferentes partes del satélite, se comprobó su gran variabilidad térmica: si durante el día una gran parte de su superficie puede alcanzar los 104º C, durante la noche la temperatura se desploma. Como al interior de estos cráteres nunca llega la luz solar, permanecen en una eterna oscuridad y jamás suben de los -240º C.

En estas gélidas oquedades además, han encontrado bloques de hielo de miles de millones de años. Éstos, según la NASA, podrían utilizarse no sólo como fuente de agua, sino para obtener hidrógeno y oxígeno. Y es más, pueden mostrar el historial de impactos cósmicos que ha sufrido la Luna e incluso dar pistas sobre las características iniciales del Sistema Solar.

Por otra parte, también han hallado hidrógeno en algunos cráteres y en las regiones que los rodean, así como en las zonas polares (lo que no hace sino apoyar lo descubierto hace ya una década). Esto significa que bajo su superficie hay agua o un compuesto con hidrógeno como el metano (CH4). "Debe de llevar muchos años ahí", dijo el doctor Richard Vondrak, uno de los científicos de la NASA implicados en el proyecto al New York Times. Y añadió: "Lo que todavía no sabemos es cuánta cantidad hay y a qué profundidad está almacenado". Aunque conseguir llegar hasta el fondo es una tarea difícil por la topografía del terreno, empinado y agreste.

"Ahora miramos a la Luna con nuevos ojos", ha admitido Vondrak, al comprobar que tan cerca de la Tierra, se pueden encontrar sorpresas como ésta.

elmundo.es

sábado, 12 de septiembre de 2009

La NASA estrellará su sonda Lcross en un cráter para intentar detectar señales de agua

Ilustración de la misión espacial Lcross - NASAEl cráter Cabeus A, de unos 40 kilómetros de diámetro, situado cerca de la región polar Sur, es el destino elegido por los expertos para estrellar en él, el próximo 9 de octubre, la sonda espacial Lcross, de la NASA. El objetivo de la misión, que partió de la Tierra el pasado 18 de junio, es analizar la pluma de material lunar que se elevará tas el impacto para ver si hay rastro de agua. La idea es que en los cráteres polares de la luna, cuyas paredes están en penumbra permanente, podría conservarse hielo.

Hasta ahora todos los datos indican que el satélite natural terrestre es un desierto completamente seco y algunos intentos anteriores de hacer una maniobra similar a la de Lcross o ha fracasado o no ha obtenido resultados concluyentes. En julio de 1999 impactó en la Luna la sonda Lunar Prospector (de la NASA) y en septiembre de 2006, la Smart-1 (de la Agencia Europea del Espacio), una vez concluida su misión.

Lcross (Lunar Crater Observation and Sensing Satellite) ha recorrido millones de kilómetros desde su lanzamiento, pasando alrededor de la Tierra y de la misma Luna, y ahora se prepara para impactar allí a una velocidad de casi 9.000 kilómetros por hora. La idea es que en el cráter choque el módulo de impacto, que es la parte superior de un cohete Centaur), y que la sonda Lcross (con varios instrumentos de medida a bordo) atravesará la pluma de materia que se levantará para tomar datos antes de estrellarse ella misma también poco después.

La NASA acaba de hacer pública la elección de Cabeus A, tras la selección realizada por los expertos entre ocho cráteres de impacto preseleccionados. Además de la estructura de Cabeus A y de la señal de presencia de hidrógeno allí detectada por otras naves espaciales, se han tenido en cuenta las condiciones de iluminación y visibilidad de la previsible pluma resultante del impacto más favorables para su observación desde la Tierra. El 9 de octubre estarán pendientes de ese punto de la Luna, a 85 grados de latitud sur, numerosos telescopios terrestres, más el Hubble, más la sonda orbital Lunar Reconnaissance Orbiter (que partió) a la vez que la Lcross e incluso alguna nave en órbita de Marte. La NASA ha informado que tiene intención también de pedir la colaboración de astrónomos aficionados para hacer el seguimiento del impacto.

La Lcross ha tenido problemas técnicos que han consumido gran parte del combustible de a bordo, pero ahora está en buenas condiciones para lograr su objetivo el mes que viene, han explicado sus responsables. La NASA ha anunciado que dedica la misión al recientemente fallecido Walter Cronkite, el famoso periodista que cubrió las noticias del programa espacial tripulado de EEUU, incluida la llegada del hombre a la Luna.

ELPAIS.com

Google+ Followers

  ©Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP